Mallorca es un lugar de ensueño que no deja indiferente a nadie, pero si además vas a visitarla durante un crucero podrás conocerla de una forma diferente. A continuación te presentamos una selección con las mejores actividades que puedes hacer en Mallorca durante un crucero.

Conocer la capital

Si vas a viajar a Mallorca durante un crucero, sin duda lo primero que tienes que conocer es su capital, Palma de Mallorca. Los expertos coinciden en que ningún viaje a esta isla puede saltarse esta parada obligatoria. Palma de Mallorca es una ciudad relajante, pero a la vez muy viva, llena de tiendas, restaurantes y edificios con un encanto arquitectónico único. Además cuenta con la Catedral y es una ciudad que recomendamos visitar a primera hora, ya que suele hacer bastante calor. Si vais a estar en Mallorca por la noche deberíais disfrutar de una cena en alguno de sus restaurantes con terraza, de la música callejera y de la artesanía que encontraréis en sus calles.

Visitar las Cuevas del Drach

Por otro lado, si vais a viajar en un crucero a Mallorca tampoco podéis dejar de visitar las cuevas del Drach. Al mismo tiempo, si os está interesando realizar un crucero que tenga como una de sus escalas establecidas Mallorca en Cruceros-Mediterraneo podéis encontrar interesantes cruceros por el Mediterráneo con éstas y otras paradas por esta zona europea de sol y buen tiempo que sin duda no os dejarán indiferente. Las cuevas del Drach son especialmente famosas en Mallorca, y cada día las visitan miles de turistas. Además de las impresionantes cuevas, si las visitáis podréis pasar un día muy completo, ya que en este espacio encontraréis también tiendas y puestos de comida.

Como recomendaciones, sería interesante elegir un buen calzado para no tropezar y poder disfrutar con garantías de las estalagmitas y estalactitas subterráneas de este espacio único. Además, si tenéis suerte y lo programáis con tiempo quizá incluso podáis acudir a un concierto en el lago subterráneo de las cuevas.

Conocer el Castillo de Bellver

Del mismo modo, otra de las cosas que deberíais hacer si vais a hacer escala en Mallorca durante un crucero es visitar el castillo de Bellver. Este castillo se construyó en el siglo XIV y más tarde se convirtió en toda una fortaleza. Tiene una gran estructura circular con unas vistas únicas de la bahía de Palma. Además, cerca podrás visitar el Museo Municipal de la Palma para ver muchos utensilios romanos y árabes relacionados con la isla.

Disfrutar de la playa

Del mismo modo, otra de las actividades que tienes que hacer si vas a viajar a Mallorca durante un crucero es visitar alguna de sus playas o calas. Tienes muchas alternativas únicas, con lo que es probable que escoger sólo una opción se convierta en un reto. Para los que están buscando zonas de arena diferentes, la mejor alternativa es Cala Mesquida, ya que se trata de una playa de 300 metros con aguas que no tienen nada que envidiar a las playas caribeñas, y que además cuentan con poca profundidad. Por otro lado, más hacia el noreste de la isla los expertos recomiendan Cala Torta, una playa con una extensión muy grande ideal para ir en familia a pasar un gran día.

El Palacio Real

Además, otra de las actividades que puedes realizar en Mallorca durante un crucero es conocer el Palacio Real o Alcázar Real. En este monumento se combina el estilo musulmán y el gótico. Visitar este lugar te permitirá conocer al máximo la historia de las Islas Baleares y visitar además un enclave único en una ciudad de leyenda.

El pueblo de Valldemosa

Por otro lado, si tenéis la suerte de poder hacer alguna excursión por la isla saliendo de la capital, a media hora en transporte desde el puerto encontraréis el pueblecito de Valldemosa. Se trata de un pueblo único ubicado en el norte, en las montañas, que resulta especialmente encantador con sus calles empinadas llenas de flores. Además, en este espacio destaca también el monasterio de La Cartuja.

Conocer Santa Ponsa y Peguera

Por último, si queréis continuar disfrutando del día en Mallorca un poco más lejos de la capital, os recomendamos visitar Santa Ponsa, un lugar especialmente popular por su playa que se ubica a unos 20 kilómetros de Mallorca. Se trata de un lugar especialmente popular por la playa con la que cuenta y por su gran arenal. Cerca se ubica el Golfo de Palmanova, un lugar en el que podréis disfrutar de muchas playas únicas dónde tomar el sol o practicar deportes acuáticos.

Por último, tampoco podéis perderos uno de los mejores pueblos de costa de Mallorca: Peguera, que cuenta con playas de arena dorada y con vegetación mediterránea con un ambiente íntimo y especial que no os dejará indiferentes y os permitirá terminar vuestra a visita a la isla por todo lo alto.

(0/5) de 0 votos.
Comparte en las redes socialesTweet about this on TwitterShare on Facebook0Pin on Pinterest0