Hoteles Semana Santa Mallorca

En nuestro país, y puede decirse que en todo el continente, Mallorca es uno de los destinos turísticos preferidos por los amantes del sol, la playa y los buenos hoteles. Sus calas impresionan por la belleza de sus paisajes, aguas limpias de arena blanca y suave. Y además es una de las zonas de España que más piensan en las mascotas, pues encontramos un gran números de playas repartidas por toda la isla en las que podemos disfrutar de un día de playa con nuestros perros.

En este artículo hemos seleccionado 5 de las mejores playas que permiten mascotas, para que visitemos los rincones más especiales de la isla junto a ese animalito tan especial para nosotros.

Es Carnatge

En Palma de Mallorca, la playa Es Carnatge ofrece al visitante, humano o mascota, aguas muy cristalinas y un bello paisaje propicios para el descanso y no tanto para el baño, ya que no está habilitada para ello debido a que el fondo está repleto de rocas.

Por su belleza está catalogada como Reserva Natural de la Biosfera y la entrada de animales domésticos en ella está permitida. Estos sí que podrán bañarse. La presencia de mascotas está permitida durante todo el año.

Cala Blanca

Aunque el acceso a ella es difícil, un punto que debemos considerar si pensamos ir con peques o muchas cosas, su belleza la convierte en una de las mejores playas mallorquinas a visitar con nuestro perro en cualquier mes del año. Se trata de Cala Blanca, una playa rocosa y de poca arena ubicada en los bajos de la Sierra de la Tramuntana, específicamente en el municipio de Andratx.

Las aguas de esta playa quedarán grabadas por siempre en la memoria del visitante, fundamentalmente por su bello color azul turquesa y su incomparable tranquilidad.

Llenaire

La playa Llenaire, en el pueblo pesquero de Pollença, al norte de Mallorca, destaca por su arena blanca y fina y un largo que supera los 600 metros. A ella podemos ir con nuestros perros, que son bienvenidos durante todo el año, y disfrutar de apacibles baños en aguas muy cristalinas y con poco oleaje.

Asimismo, tendremos a nuestra disposición muchos servicios playeros como alquiler de hamacas, sombrillas, pequeñas embarcaciones y acceso a duchas y aseos.

Una de las pocas normas existentes es que debemos llevar a nuestra mascota siempre con correa, sin importar si está en la arena o en el agua. Igualmente, si el perro fuese de una de las razas calificadas como peligrosas (pitbull, rottweiler, stamford, bulldog, etc.) también deberemos colocarle bozal. Ambas disposiciones, como es lógico de entender, se deben a cuestiones de seguridad, para evitar accidentes o momentos incómodos entre otros bañistas y nuestro perro.

Playas con perros en Mallorca

Cala Gamba

También en Palma de Mallorca, en Es Carnatge, Cala Gamba es una bella playa a la que se puede asistir con mascotas, aunque lógicamente cuando hablamos de mascotas en la playa nos referimos mayormente a perros, porque como norma los gatos detestan el agua y otra clase de mascotas no son imaginables en la playa.

Así, esta playa urbana y rocosa, que no suele ser muy concurrida por su cercanía al aeropuerto y el consecuente ruido pero sí tiene bastante tráfico o circulación marítima, puede ser una de las mejores opciones para disfrutar de un baño con nuestro can.

Playa de Na Patana

Con 100 metros de largo, la playa de Na Patana permite llevar mascotas en cualquier época del año, aunque siempre con correa y sin importar si el animal está en la arena o en el agua.

Está ubicada en Santa Margalida, un pueblecito perteneciente a la comarca del Pla de Mallorca, en el centro de la isla. En ella podremos acceder a muchísimos servicios, tanto para nuestro disfrute como para el de nuestro perro.

Consejos finales

Por último, una vez conocidas las mejores playas mallorquinas a las que asistir con nuestra mascota, sería bueno recordar algunas normas cívicas fundamentales, a modo de consejo, para evitar malas experiencias.

En este sentido resulta recomendable asistir siempre a cualquiera de las playas con bolsas de plástico para recoger las deposiciones de nuestra mascota. Ello además de por higiene y buena conducta cívica elemental, deberemos hacerlo si no queremos llevarnos una multa cercana a la nada desestimable cifra de 300 euros.

Asimismo debemos tener muy en cuenta las normas de cada playa, como las que establecen si el animal debe ser llevado con correa y bozal, y tener al día y presente con nosotros el libro de vacunas y toda la documentación de la mascota, para en caso de que nos la solicite algún funcionario.

En aras del buen estar del can u otro animal que sea nuestra mascota y hayamos llevado a la playa, debemos llevarle un bebedero donde pueda calmar su sed y calor, y una sombrilla para que no reciba el impacto del sol durante toda su estancia en la playa.

Por último, resulta elemental en una playa, independientemente de que se pueda ir con mascotas o no, el respeto al resto de los bañistas. Así que tanto nosotros como nuestras mascotas deberemos disfrutar el nuestro, y no tratar de interceder o causar alguna molestia en el de los demás.

(5/5) de 2 votos.
Comparte en las redes socialesTweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Pin on Pinterest0