Sa Calobra

La playa de Sa Calobra es uno de los destinos más bonitos, más populares y que más turistas atraen de la isla de Mallorca. Aunque Sa Calobra ofrece dos playas de guijarros con un agua impresionantemente clara, el principal atractivo es sin duda el paisaje que rodea a la segunda playa. Precisamente, en este lugar donde el Torrent de Pareis ha canalizado un camino en el mar a través de impresionantes acantilados, los amantes de la naturaleza encontrarán un claro de belleza asombrosa y abrumadora.

Si bien nos podremos abandonar a las aguas de esta playa paradisiaca, definitivamente es imperdonable no perderse en el ambiente casi mágico que nos regala este lugar a medida que el Sol se oculta tras el mar.

Cala de Sa Calobra

Como una joya de las Islas Baleares, la bahía de Sa Calobra es frecuentada a diario por legiones de turistas que llegan en autobús, barcos, yates y automóviles para visitar este lugar tan especial, sobre todo en los meses de Julio y Agosto. Para quienes no eligen el mar, deberán sortear las sinuosas carreteras que conducen a través de la Sierra de Tramuntana. Si tal es el caso, existirán algunos puntos en el camino, cuyas vistas maravillosas seguro no querrá perderse.

Al llegar al lugar, los visitantes deberán efectuar el pago de las tarifas de estacionamiento, que aunque un poco elevadas, serán la mejor opción si queremos evitar multas mucho más abultadas, puesto que existe una prohibición de estacionamiento en cualquier lugar de las calles que conducen a la cala de Sa Calobra. Con un poco de suerte, tal vez podamos hacernos con una de las escasas plazas de aparcamiento gratuito, las cuales pueden ser encontradas a unos pocos minutos de tránsito a pie entre las montañas.

Razones para visitar playa de Sa Calobra

Platja y cala de Sa Calobra

Adicionalmente, existen otras razones igual de importantes por las que los turistas llegan a este lugar, aunque unos pocos vienen solamente para bañarse. De hecho, Sa Calobra consta de dos playas. La primera podrá ser avistada justo a poca distancia de la entrada al área.

Existe también una pequeña zona de piedras y guijarros rodeada de enormes murallas de roca y algunos senderos existentes detrás de la playa que nos conducirán por toda la zona, donde podremos encontrar casas de una sola planta con hermosas terrazas, siendo una de ellas un restaurante.

Servicios disponibles en la playa de Sa Calobra

Si nos dirigimos a la derecha desde la entrada lograremos alcanzar algunos restaurantes, la mayoría de ellos con autoservicio estilo cantina, aunque con una comida de gran calidad. Continuando a lo largo de casi un kilómetro de playa, nuestro paseo por la ribera del agua nos permitirá develar un pequeño puerto, duchas y aseos.

Más adelante, se encuentra la principal atracción de Sa Calobra. A través de dos consecutivos y angostos túneles rodeados de rocas, podremos finalmente llegar a un claro con una amplitud sorprendente cuya belleza nos dejará sin aliento. Se trata de la segunda playa de Sa Calobra, también conocida como Torrent de Pareis.

Características de la playa

Playa de Sa Calobra

La apertura estrecha que nos da la bienvenida, ha sido el resultado de un proceso natural debido a la acción constante del agua sobre las piedras, y con sólo veinte metros de ancho, y entre los enormes acantilados, se trata de un pasaje enigmático a una de las vistas a mar abierto más impresionantes de todo el lugar, donde además podremos observar pequeños yates que deciden anclar con regularidad.

La playa en sí se encuentra formada por guijarros claros que brindan una sensación muy cómoda, incluso si no contamos con algo para sentarnos a disfrutar del mar. En la temporada estival, muchos bañistas eligen acudir a este lugar, enamorados de las puestas de Sol tan espectaculares que toman lugar a diario.

Cala de Sa Calobra en Torrent de Pareis

La cala de Sa Calobra en Torrent de Pareis es a la vez el punto de inicio y culminación de un famoso sendero que discurre por muchos kilómetros a través de la belleza salvaje de la Sierra de Tramuntana. También es sin duda una de las playas más bellas e inusuales de Mallorca.

Si eres de los que no prefiere los espacios demasiado concurridos, nuestra recomendación es acudir en las horas finales de la tarde, o incluso en cualquier mes que no sea Julio o Agosto, pues fuera de estos dos meses, la afluencia de turistas disminuye, los restaurantes cierran, y una calma que invita incluso a la meditación y el descanso reina en Sa Calobra, como si de otra dimensión se tratase.

(5/5) de 3 votos.
Comparte en las redes socialesTweet about this on TwitterShare on Facebook3Share on Google+0Pin on Pinterest0